Grandes beneficios de disfrutar del aire fresco y el sol

La realidad es que en materia de salud no esperábamos los efectos tan devastadores que ha tenido la pandemia y las secuelas que deja la misma para la salud de quien ha padecido Covid 19.

Sin embargo es mucho lo que se puede lograr al seguro sugerencia sencillas y que están al alcance de todos por ejemplo el uso de antibióticos es esencial para tratar muchas enfermedades.

¿Sabia usted que contamos con excelentes antibióticos naturales? Y lo que es mejor estos están al alcance  de cada uno de nosotros  nos referimos a el aire fresco y el sol.

Cuando los científicos hicieron el descubrimiento de los antibióticos en el siglo XX tenían la firme confianza en que estos medicamentos aliviarán muchas enfermedades.

Y la verdad es que al principio eso parecía que iba a ser así, pero también es cierto que al utilizarlos de manera tan extensa se ha llevado a que muchas bacterias se hagan resistentes a los antibióticos.

Son muchos los médicos y científicos que están aconsejando métodos de prevención que funcionaron en el pasado para encontrar nuevas armas para luchar contra las infecciones.

 Al igual que un cerrajero Manresa busca las herramientas que mejor se adecuen para lograr su objetivo, los científicos están en constante búsqueda de alternativas para encontrar soluciones al problema de las infecciones.

Aprendiendo del pasado

En Inglaterra  encontramos a muchos de los principales defensores y promotores de los beneficios curativos que se obtienen del aire fresco y el sol.

Sirva como ejemplo el medico John Lettsom quien vivio para los años 1744-1815 para tratar casos de niños con tuberculosis recetó aire marino y sol .

También en 1840 otro Inglés el cirujano G Bodington se pudo preparar de que las personas que trabajaban al aire como pastores, agricultores y granjeros generalmente no se enfermaron de tuberculosis.

Pero quienes generalmente pasaban la mayor parte de su tiempo en lugares encerrados eran más propensos a padecer de esa enfermedad concepto que fue reforzado con el tiempo.

Reconociendo efecto antibiótico del sol y el aire fresco actualmente

Aunque la ciencia ha avanzado muchísimo desde aquellos años es digno de destacar que estudios recientes han llevado a la misma conclusión que en aquel entonces.

En China, una investigación arrojó que en los dormitorios universitarios que están abarrotados y con poca ventilación las enfermedades infecciosas se propagan con mayor facilidad.

Incluso la organización mundial de la salud OMS reconoce la importancia de que los edificios cuenten con una entrada adecuada de aire fresco para evitar la propagación de infecciones.

Y esto parte de una explicación científica sencilla las bacterias no sobreviven confiabilidad a la luz del sol y a la aire, aunque no se ha podido definir con exactitud que sucede, se sabe que el aire fresco tiene algo que mata las bacterias.

En resumen, si tomamos aire fresco y sol de manera moderada podemos obtener muchos beneficios. Por supuesto al hacerlo debemos tener en cuenta las medidas de bioseguridad aplicables a la actualidad.