Modificar algunos hábitos pueden mejorar la salud

La salud es uno de los mayores tesoros que puede tener una persona, y como tal, debe ser protegida, realizar chequeos médicos rutinarios, hacer ejercicios regularmente, mejorar la alimentación, son algunas de las recomendaciones tradicionales.

Alcanzar una buena salud no es una tarea fácil, en especial después de muchos años de costumbres erróneas, pero nunca es tarde para aprender, puede comenzar realizando algunos pequeños cambios en sus hábitos diarios, y notará la diferencia en poco tiempo.

La prevención es la clave

Revisión médica de rutina, es una manera para detectar de manera temprana cualquier problema que se desarrolle en el organismo, para poder ser tratada a tiempo. Recuerde que las enfermedades pueden desarrollarse en cualquier persona, sin importar su raza, religión, orientación sexual, género, o actividad laboral, puede afectar a un cerrajero, como a un médico.

Cuidar la postura corporal

Una mala postura puede traer muchas consecuencias, no solamente un fuerte dolor de espalda, puede ocasionar desviaciones en la columna, que pueden incluso afectar los nervios que conectan el cerebro con el movimiento de las piernas.

Muchas actividades diarias se realizan de pie o sentados, pero por el mismo cansancio de la persona, es posible adquirir posturas inapropiadas, que a la larga pueden desarrollar afecciones graves para la columna, como se ha mencionado anteriormente.

Para evitar esto, es necesario cuidar la postura del cuerpo, y practicar algún deporte que favorezca la flexibilidad de cuerpo, como el yoga, y que potencie los músculos de la zona abdominal y dorsolumbar, siendo la natación el deporte recomendado por excelencia.

Más ejercicios

Active su cuerpo, realice una rutina de ejercicios diaria, mantenerse en forma es una manera de reducir los factores de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, además de cumplir una función de relajante emocional, porque ayuda a reducir los niveles de estrés.

Complemente sus ejercicios con una dieta balanceada, recuerde que es mejor calidad que cantidad.

Descanse lo suficiente

El cuerpo necesita dormir un promedio entre 7 – 8 horas diarias. Puede parecer ilógico, pero el mal dormir incrementa las posibilidades de desarrollar alguna enfermedad, además de disminuir la calidad de vida.

Ejercite su mente

El cuerpo físico no es el único que debe mantenerse activo, la mente es tan valiosa como el cuerpo, por lo que es necesario mantenerla en forma también. De acuerdo a estudios médicos, las personas que están más activas mentalmente, tienen menos posibilidades de padecer enfermedades como el Alzhéimer.

Para activar su mente, necesita leer libros, o por lo menos la prensa, escuchar música, practicar algún tipo de arte, como la pintura o tocar un instrumento.

Recuerde ingerir el vital líquido

El agua es vida y salud, por la naturaleza humana, el cuerpo pierde agua a través de las funciones biológicas naturales, como la orina, el sudor, incluso a través del aliento.

Los expertos sugieren que es necesario ingerir por lo menos 2 litros de agua al día, el cuerpo lo agradecerá.

5 Minutos para su relax

El cuerpo necesita un tiempo para desconectarse de toda la rutina diaria, el estrés y el consumo de sustancias estimulantes en exceso, ya que estos están relacionados a enfermedades cardiovasculares.

Cuide su cuerpo, dedíquese un tiempo para usted, disfrute unos minutos de la vida, de respirar en paz, practicar actividades relajantes. Vivir sin estrés es la primera regla de una vida longeva y feliz.