Tips para cuidar tu salud durante el verano

Está por llegar el verano, el momento para lucir la piel tostada y disfrutar al máximo de las vacaciones. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos cuidados para mantener tu salud en perfectas condiciones, ya que las elevadas temperaturas te podrían hacer vivir una amarga experiencia.

Jamás descuides tu hidratación

Una de las cualidades del verano, es que las elevadas temperaturas pueden provocar deshidratación, lo cual se nota con facilidad en la piel.

También son las condiciones para provocar lo que se conoce como un golpe de calor, por ello necesitas ingerir entre 1,5 y 2 litros de agua, esto va a mantener tu piel hidratada y tu organismo fresco, para tolerar las temperaturas propias del verano.

Aparte, la ingesta de abundante agua fresca va a ayudar a desintoxicar el organismo y que la piel tenga mayor elasticidad.

Una buena alimentación

Esto significa, que debes ingerir alimentos ricos en agua y sales minerales, tales como el apio, la sandía, el limón, los espárragos, por dar algunos ejemplos.

Hay un dicho popular que reza, somos lo que comemos, entonces, ingiere alimentos nutritivos y frescos, que te ayuden a combatir el calor, así como el cerrajero ayuda a combatir a los ladrones de viviendas.

Los profesionales recomiendan ingerir por lo menos 400 gramos de frutas y verduras al día, esto será de gran importancia para prevenir la aparición de enfermedades crónicas.

Cuida tu piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y cumple una valiosa función, y es la de proteger todo tu organismo interno de todos los agentes externos, como el sol, el cual está más radiante durante el verano.

Limpia tu rostro al iniciar y al finalizar el día, exfolia tu piel al menos 2 veces a la semana, de esta manera, tus poros estarán limpios y en perfectas condiciones para expulsar todas las impurezas de tu organismo.

También debes hidratar tu piel con cremas corporales destinadas para ello, y cada vez que vayas a exponerte al sol, procura hacerlo en las horas en las cuales los rayos solares son menos intensos y recuerda aplicar una generosa cantidad de protector solar de FPS entre 30 y 50.

Realiza deporte con moderación

Quizás no tengas pensado practicar deportes durante esta temporada con temperaturas tan elevadas, para evitar que tu temperatura corporal se incremente en exceso.

Sin embargo, es necesario mantener el cuerpo en movimiento, con actividades físicas que no sean de alta intensidad, como realizar caminatas diarias, nadar o bailar, son muy divertidas, y podrás mantener tus músculos en buenas condiciones, para retomar tus actividades sin problema.

Si padeces una enfermedad crónica, debes tener extrema precaución

Existen enfermedades que se pueden complicar ante las olas de calor, propias del verano, como es el caso de la hipertensión.

Para estos pacientes, es recomendable estar al nivel del mar, esto favorece la reducción de la presión arterial, así como ingerir mucha agua, mantener una actividad física de manera regular y tener mucho cuidado con el consumo excesivo de sal.

Por otra parte, para todas las personas que tengan una condición especial de salud, es recomendable que si van a realizar algún viaje, primero visiten a su médico de confianza, para un rápido chequeo y garantizar tu estado de salud.

error: Content is protected !!