Tips para lucir una cabellera saludable

El lucir un cabello sedoso y con brillo, es el sueño de muchos, porque esta apariencia está asociada con la buena salud de la persona.

Sin embargo, aunque cumplas con una buena alimentación e ingieras vitaminas, si no ofreces el cuidado que tu cabello necesita, va a lucir descuidado y sin brillo.

Esto es lo último que deseas, porque un cabello con esas características, influye de manera negativa en tu apariencia. Así que, coloca manos a la obra y sigue estos consejos.

Evita lavar tu cabello a diario

Todos entendemos el deseo de tener un cabello que siempre emane un olor agradable, como recién lavado, sin embargo, si mojas o aplicas champú a tu cabellera todos los días, estarás eliminando los aceites naturales que aporta tu cuero cabelludo, quitando así, el brillo y la suavidad que todos quieren lucir.

En efecto, el agua es vida, pero en ciertas condiciones puede ocasionar daños. Cuántas veces el cerrajero Sants te habrá indicado que necesitas realizar el mantenimiento con regularidad, para mantener la lubricación en sus piezas internas, porque las inclemencias del clima, entre ellas, el agua, afectan negativamente sobre este tipo de componentes.

Entonces, recuerda que el exceso de agua puede dañar tu cabello y cuero cabelludo, los aceites del cuero cabelludo son necesarios para la hidratación y el brillo de tu cabellera. Y jamás amarres tu cabello húmedo, esto puede ser la causa de mal olor.

Si vas a usar el secador en tu cabello… que sea desde lejos

El calor en exceso puede llegar a resecar e inflamar tu cuero cabelludo, por lo que se podría presentar un terrible problema, que es la caída del cabello.

Así que, si eres de las personas que necesitan secar su cabello, coloca la fuente de calor, al menos unos 10 centímetros alejados de tu cabeza, quizás vas a tardar un poco más de tiempo, pero tu cabello permanecerá saludable.

El aire caliente dilata los poros y reseca las superficies, un cabello reseco es frágil, así que se quebrará con facilidad, sin mencionar que las puntas del cabello lucirán ásperas, por la resequedad, y en muchos casos, la solución es cortar el cabello dañado.

Nutre tu cabello

Aunque mantengas una dieta sana, la cual ayudará a nutrir toda tu piel, incluyendo el cuero cabelludo y los folículos pilosos de los cuales crece tu cabello, es indispensable que apliques tratamientos hidratantes a tu cabello.

El más simple es el acondicionador o crema de peinar, estos deben ser aplicados desde la mitad del cabello hasta las puntas, evita las raíces, porque así puedes obstruir la raíz, lo que va a dificultar su crecimiento.

Aparte, al menos cada 15 días puedes aplicar un tratamiento hidratante intensivo. Esto no significa que debes gastar una grosera cantidad de dinero, existen muchos tratamientos caseros, los cuales se realizan con ingredientes naturales, que seguramente tienes en casa, y en caso de que debas comprarlos, son muy asequibles.

Vale destacar, que estos ingredientes no deben ser usados en exceso, porque podrías ahogar tu cabello, es decir, estará sobre-hidratado, que en lugar de lucir brillante y suave, va a tener una apariencia pesada y grasosa, nada agradable a la vista.

error: Content is protected !!